Utensilios para hacer Té Kombucha

100g Cultura de Kombucha (Hongo)

 

Por cada 1 litro de Té Kombucha necesitará aprox. 100gr de cultivo. Y porque el cultivo crece y se reproduce continuamente se ha establecido como uso repartir y regalar los „bebes de Komnbucha“ a familiares y amigos. Pero no cada persona llega a tener este gusto.

 

No hay necesidad de la desesperación, en Internet existen fuentes fiables para comprar a un hongo de Kombucha vital y sano! Recuerde que su cultivo de hongo Kombucha se ha fabricado en condiciones de higiene óptimas en un laboratorio y está certificado en consecuencia, p. de acuerdo con §42 LMBG.

 

El peligro de recibir a un hongo incompleto o incluso enfermo por compra privada es mas probable. Un olor a humedad, consistencia esponjosa y muchos hilos oscuros no son signos infrecuentes de hongos inutilizables.

 

¿Cómo se ve un cultivo sano?

 

Su hongo kombucha debe oler de neutro a ligeramente ácido y tener una consistencia dura y gelatinosa. Dependiendo de si fue criado en té negro, té verde o té de frutas, toma su color, que puede variar de marrón claro a lechoso a rosado.

 

El líquido iniciador o líquido arrancador es imprescindible para el primer lote. Contiene todos los ácidos que la kombucha necesita para protegerse de posibles intrusos negativos y para comenzar a trabajar de inmediato. Para los fermentos siguientes, siempre deje 10-20% del té de Kombucha terminado para el hongo, esto protege al hongo de gérmenes y bacterias y acelera su producción de té en los siguientes fermentos.

Azúcar en kombucha

“Tanta azúcar, ¿puede ser saludable?” Eso podria pensar una persona consciente de su salud…

No se preocupe, el azúcar sirve al hongo solo como alimento y se recicla durante la fermentación y se convierte en sustancias valiosas. Cuando el té de Kombucha está listo, no contiene más azúcar que los jugos de frutas, a menudo menos.

Las recomendaciones van desde 60 a 100 g de azúcar por litro de té de Kombucha. Esto está sujeto a los hábitos edulcorantes individuales, pero en general son suficientes 70 g.

¿Qué azúcar es adecuado?

Para una iniciación exitosa, se recomienda en principio el azúcar de caña, puro y preferentemente de agricultura ecológica, pero también con el azúcar refinado blanco normal se consigue muy buenos resultados.

En ningún caso use la Stevia como sustituto del azúcar, no funciona. Tampoco la fructosa es adecuada … y con la miel pocas veces funciona, es otra historia (en nuestro blog tratamos al Té Jun).

Dependiendo de la cantidad puesta y el sabor deseado (más dulce o ácido), tome entre 60-100 g de azúcar por aproximación de 1 litro, o bien 4-7 cucharadas de azúcar.

El té o infusión para hacer Kombucha

¿Que té puedo usar? ¿Cual es el mejor té para Kombucha? Básicamente son adecuados todos los tipos de té, tanto el té negro, el té verde o hasta una infusión de hierbas. Es importante que no contiene ni pestizidas ni toxinas, ni tampoco debe tener aromas etericos (menta, eucalipto regaliz) que pueden dañar al cultivo. El té sirve al Kombucha, similar al azúcar, como una solución nutritiva. Muchos juran que el té negro hace que los hongos kombucha trabajan mejor, debido al alto contenido de purina y los taninos del té negro. El experto en kombucha, Günther W. Frank, recomienda té negro y verde, ambos en proporciones iguales 1: 1 combinado incluso con té de hierbas, que le gusta (este último puede no contener aceites esenciales, como el caso del té de menta). El té verde funciona muy bien, además, ofrece un mayor valor para nuestra salud, debido al contenido nutricional mucho más alto en comparación con el té negro (ver cuadro de comparación). La siguiente tabla muestra la diferencia en 4 vitaminas entre el té verde y el té negro. Es probable que sean representativos de muchos otros ingredientes activos: 

Por 100g Vitamina C Carotina Vitamina B1 Vitamina B2
Té Verde “Matcha” 60mg 29mg 0,6mg 1,35mg
Té Verde “Satcha” 250mg 13mg 0,35mg 1,4mg
Té Negro 0mg 0,9mg 0,1mg 0,8mg

Fuente: Japan Tea Exporters Association

Por cada litro de Té se toma 1 -2 cucharadas del té. Recuerda que el té no deberia estar aromatizado sin lo más natural y limpio posible. La mejor referencia sn aquellos del Herbolario o de una Tienda Ecológica, con certificado ecológico.

El Agua – elemento principal

Por cada litro de Kombucha se hierve 1 litro de agua, desde luego.
Puede usar el agua potable del grifo. Es de calidad suficiente y habitualmente dentro de las normas sanitarias. No siempre tiene la composición optima y muchas veces contiene residuos no queridos y turbidez de la tuberia, por lo cual es muy recomendable usar al
menos un filtro básico.

Hay sistemas de filtración y revitalización desde muy básicos (como un simple filtro de carbóno) hasta muy expensivos y avanzados (bio generadores de agua del manatial, con filtros de tres camaras, por ejemplo). El tipo de filtro depende mucho del analisis del agua porque cada filtro tiene otras propiedades y habilidades.

El vaso de fermentación para el té de Kombucha

Se usan recipientes de vidrio, de porcelana o de plástico alimentario. La abertura debe ser suficientemente grande como para poder insertar comodamente un cultivo; y además el hongo de Kombucha necesita suficiente suministro de oxígeno. Para 1-2 litros de Kombucha hace falta un volumen de al menos 3 a 4 L.

En Internet encontrará barriles especiales de fermentación de Kombucha con una capacidad de 12 litros o más. Quien no quiere usar varios vasos en paralelo, pero quiere consumir un poco más del té de Kombucha, o esto es para varias personas, se recomienda un barril de fermentación Kombucha de gran volumen hecho de plástico apto para alimentos o de acero inoxidable como aquellos que se usan en la fermentación de Manzanillas o Mostos.

El paño de algodón o papel de concina

Para proteger el fermento de mosquitas y particulas de suciedad por un lado y por otro para permitirle al cultivo la respiración, no se puede cerrar el fermentador, pero taparlo con una tela de malla estrecha o con una capa de papel de cocina. Se cierra con un anillo de goma.

Filtro de té y colador de plástico

Se necesita o un filtro de té habitual o un colador, preferentemente de plástico, para colar las hojas del té y sacarlas del liquido antes de que enfrie. El hongo no se inserta hasta el té ha bajado su temperatura a menos de 38ºC (Temperatura corporal) ya que las levaduras no soportan calor por encima de esa temperatura.

Algunos recomendarán el uso de plástico o cerámica para que el hongo nunca tenga contacto con metal. El Metal tiene una radiación magnética que daña a la estructura molecular de la celulosa del hongo. Igual, si quiere partir o cortar el hongo, usar unas tijeras o cuchillos de plástico o cerámica.

Placa de calor (para el invierno, opcional)

La fermentación de Kombucha procede mejor y más estable cuando la temperatura es en constantemente entre 22 a 25 ºC. Mientras hay que evitar la luz del sol directa una placa de calor donde se coloca el recipiente fermentador ofrece una posibilidad muy fiable de mantener bien la temperatura del liquido (Su coste es de aprox 0,05€/dia)

Glosario