Descripción de las sustancias activas

Una tesis sobre los efectos de Kombucha a través de cuatro ingredientes importantes

Sin duda es la composición en su conjunto del té Kombucha la que crea sus efectos fascinantes. Al hongo Kombucha hay que considerarlo como un organismo completo y vivo que provoca estos efectos.

Los intentos de investigar los efectos de la Kombucha aislando sus sustancias han fracasado, lo que llevó a la siguiente conclusión: ¡El hongo Kombucha sólo desarrolla sus efectos positivos en su conjunto, no tiene sentido aislarlo en sus diferentes componentes!

El ácido glucurónico en el té Kombucha

Teniendo en cuenta las llamadas enfermedades de la civilización (alergias, cáncer, artritis o asma,…) que cada vez son más frecuentes y siendo consciente de la relación entre la contaminación medioambiental y los tóxicos en la alimentación, la ropa o la cosmética, no sorprende la importancia del ácido glucurónico en el té Kombucha capaz de ligar los tóxicos.

Mientras normalmente estamos muy expuestos a una enorme carga de contaminantes y tóxicos a través de la alimentación lo que nos predestina a dichas enfermedades, el consumo regular de Kombucha y así también de ácido glucurónico puede ayudar a nuestro organismo a neutralizar estos tóxicos y en consecuencia protegernos de estas enfermedades o curarlas.

El Dr. Köhler y el Dr. Valentin de la Universidad de Munich han podido comprobar que al ser capaz de fijar más de 200 sustancias tóxicas procedentes de la lluvia ácida o radioactiva, de dióxido de azufre, ozono o nitritos, el ácido glucurónico dispone de funciones protectoras para los árboles que viven en el medio natural.

Estos mismos conocimientos sobre la desintoxicación se pueden aplicar directamente al organismo humano en respecto a las toxinas propias del cuerpo y también ajenas. El té Kombucha tiene una gran capacidad de desintoxicación que puede ser una importante ayuda para la humanidad cada vez más expuesta a múltiples venenos.

Tal vez este hecho explica tanto la sensación de bienestar de muchos consumidores habituales de Kombucha como su efecto preventivo y terapéutico contra enfermedades de todo tipo relacionadas directa e indirectamente con venenos medioambientales y alimenticios o con el consumo de medicamentos.

¡Además una desintoxicación siempre lleva a un fortalecimiento de las defensas del organismo, el sistema inmunológico cuenta con un aliado que le ayuda eficazmente a combatir enfermedades! ¡Pero no basta con los conocimientos sobre la flora! ¡El Dr. Köhler habla en la revista “Ärztliche Praxis (consulta médica)” de los éxitos terapéuticos del ácido glucurónico en pacientes de cáncer! Debido a sus efectos desintoxicantes y fortalecedores del sistema inmunológico se le puede atribuir un enorme potencial de sanación.

Ácidos lácticos dextrógiros en el té Kombucha

El ácido láctico dextrógiro en el té Kombucha tiene un efecto antibiótico regulando la flora intestinal, impidiendo la expansión de bacterias intestinales saprógenas y manteniendo un ambiente ligeramente ácido en el intestino.

Además el ácido láctico dextrógiro tiene una gran influencia sobre la desacidificación de nuestro organismo, convirtiendo así la Kombucha en un alimento básico, a pesar de su sabor ligeramente ácido.

Alrededor del 80% de la población de los países industrializados sufre de acidez estomacal. La hiperacidificación se produce a través del estrés, de contaminantes medioambientales, de la obtención de energía, pero, sobre todo, a través de una mala alimentación, a la cual estamos acostumbrados los centroeuropeos.

Para mantenernos sanos dependemos de un equilibrio de ácidos y bases, el cual regula, entre otras cosas, nuestro sistema cardiocirculatorio, nuestra respiración, digestión y producción hormonal.

¡Para que estas funciones puedan realizarse sin ser perturbadas hace falta un PH equilibrado, algo que no se da en el 80% de la población!

Teniendo en cuenta que los médicos y terapeutas de la medicina integral opinan que la mayoría de los estados de enfermedad se deben a un Ph bajo, es decir a una hiperacidificación de nuestro organismo, como, p.ej., las enfermedades o los cuadros clínicos como:

  • alergias
  • hipertensión arterial
  • celulitis
  • diabetis
  • inflamaciones
  • canas
  • dolores articulares
  • alopecia
  • imperfecciones de la piel
  • infecciones
  • dolor de cabeza
  • problemas de concentración
  • calambres
  • molestias menstruales
  • migraña
  • acidez de estómago
  • sobrepeso ( importante consumir 2-3g acetyl-L.carnitina en combinación con el deporte)
  • peso insuficiente
  • problemas de digestión
  • gingivitis

Y sabiendo al mismo tiempo que los ácidos lácticos dextrógiros existentes en el té Kombucha pueden evitar una hiperacidificación, se ha detectado, aparte del ácido glucurónico, otra sustancia en el té Kombucha capaz de combatir varias enfermedades, o sea el ácido láctico dextrógiro.

Cultivos probióticos en la Kombucha

Cómo dice el propio nombre “bacterias probióticas”, traducido literalmente como “bacterias para la vida” se trata de cepas bacterianas vitales y saludables. El té Kombucha contiene muchas de estas bacterias vitales benignas.

Según Keusemann y Krewer se atribuyen a las bacterias probióticas los siguientes efectos positivos sobre la salud: 

  • ayuda en la digestión de la lactosa en caso de mala absorción
  • disminución de la frecuencia y duración de varias enfermedades de diarrea (debido a clostridios o
  • rotavirus, o después de un tratamiento antibiótico o de quimioterapia)
  • disminución de la concentración de algunos metabolitos y enzimas cancerígenas en el intestino
  • grueso (todavía faltan pruebas verdaderas para la prevención del cáncer)
  • estimulación del sistema inmunológico

Polisacáridos como estimulantes inmunológicos y sustancias con efecto antibiótico en la Kombucha

Cómo se ha mencionado anteriormente, en el capítulo “Kombucha – El modo de acción y los principios activos”, el efecto antibiótico de la Kombucha está muy bien investigado. ¡A diferencia de los clásicos antibióticos, como p.ej. la penicilina, la Kombucha no tiene ningún efecto secundario y por esto es apta para un consumo prolongado!

¡Es este efecto antibacteriano mantiene a las bacterias no deseadas a raya cuando se consume Kombucha a diario! Si se tiene en cuenta cuántas enfermedades se deben a bacterias el efecto de la Kombucha tiene un incuestionable valor!

Pero probablemente el té Kombucha es capaz de aún más: Günther W. Frank menciona en su libro “Kombucha – mitos, verdad y fascinación” que, según el Dr. Schuitemaker, los polisacáridos existentes en la Kombucha disponen de la asombrosa capacidad de avisar al sistema inmunológico de la existencia de bacterias, virus o levaduras para que éste pueda reaccionar adecuadamente.

El refuerzo y la amplificación de los efectos benignos de otras sustancias

Es impresionante el espectro de enfermedades y cuadros clínicos en que influyen positivamente estas cuatro sustancias de la Kombucha (ácido glucurónico, ácido láctico dextrógiro, cepas bacterianas y estimulantes inmunológicos).

La multitud de otras sustancias vitales (véase en el capítulo “Kombucha-sus sustancias y efectos”) como las diferentes vitaminas, el ácido fólico, el hierro, las levaduras, diversas enzimas o los ácidos orgánicos en su justa medida, amplían este potencial y, aunque suene increíble, al mismo tiempo pueden reforzar sinérgicamente mucho más su efecto positivo sobre cuadros médicos y estados de enfermedad.

El refuerzo y la amplificación de los efectos benignos de otras sustancias

Es impresionante el espectro de enfermedades y cuadros clínicos en que influyen positivamente estas cuatro sustancias de la Kombucha (ácido glucurónico, ácido láctico dextrógiro, cepas bacterianas y estimulantes inmunológicos).

La multitud de otras sustancias vitales (véase en el capítulo “Kombucha-sus sustancias y efectos”) como las diferentes vitaminas, el ácido fólico, el hierro, las levaduras, diversas enzimas o los ácidos orgánicos en su justa medida, amplían este potencial y, aunque suene increíble, al mismo tiempo pueden reforzar sinérgicamente mucho más su efecto positivo sobre cuadros médicos y estados de enfermedad.

En resúmen se puede decir que la Kombucha actúa sobre todo a través de los siguientes efectos:

  • antibacteriano
  • antiviral
  • desacidificante
  • desintoxicante
  • purificante
  • fortaleciente del sistema inmunológico
  • fortaleciente de las células

De todas formas, la Kombucha nunca se debe considerar como un remedio universal. Su punto fuerte está en la regeneración y en la compensación. Por eso fomenta principalmente el poder de curación del organismo. ¡Por eso mismo los beneficios de la Kombucha nunca se deben aprovechar indebidamente para corregir los pecados perpetrados en nuestra vida cotidiana (una mala alimentación, modo de actuar,…)!

Sin embargo, también existen estudios y afirmaciones concretos por parte de médicos para aliviar enfermedades con la ayuda de Kombucha. Un resúmen al respecto se puede consultar en el capítulo “Los efectos según médicos y terapeutas”.

Glosario